Desencadenantes vértigo
Ejercicios vídeo Ejercicios póster

¿Cuáles son las causas del vértigo? El movimiento, los viajes y el estrés como desencadenantes

Las crisis de vértigo se pueden producir sin ningún desencadenante obvio. Este es el caso, p. ej., de la enfermedad de Menière o de ciertos problemas cardiovasculares o migrañas. No obstante, en muchos casos, los desencadenantes del vértigo se pueden identificar claramente:

  • El que determinados movimientos de la cabeza, p. ej., darse la vuelta en la cama o mirar hacia arriba, le provoquen mareos podría ser indicativo de un vértigo postural benigno.

  • Si levantarse de una posición sentada o reclinada desencadena una crisis de vértigo, un médico podría considerar que se trata de vértigo ortostático: respuesta a un descenso brusco de la presión arterial al pasar a una posición erguida.

  • Si, por ejemplo, los viajes en coche o en barco provocan vértigo, suele tratarse de cinetosis, denominada comúnmente "mareo del viajero". Se acompaña frecuentemente de náuseas y vómito.

  • Las crisis de vértigo psicógeno somatomorfo (vértigo por estrés) son producto de determinadas situaciones sociales, como conflictos de pareja o situaciones concretas de estrés en el trabajo.

Es mejor hablarlo con el médico

El vértigo no solo se deriva de determinados movimientos o situaciones. También puede aparecer como síntoma concomitante de otras enfermedades. Por lo tanto, siempre es importante analizar los síntomas del vértigo con el médico.

Uso de cookies: Nos gustaría utilizar cookies para reconocer las preferencias de nuestros usuarios y poder diseñar de manera óptima este sitio web. Encontrará información detallada y cómo revocar en todo momento su consentimiento en nuestra Política de privacidad .