El vértigo y mareo a los que los pacientes atribuyen una dirección suelen tener una causa concreta, p. ej., daños en el órgano de equilibrio del oído interno.
Ejercicios vídeo Ejercicios póster

Tipos de vértigo: ¿Un tiovivo, un barco, un ascensor u obnubilación?

El tipo de vértigo que padece proporciona a los médicos una importante pista sobre dónde buscar las causas. Por lo tanto, la primera pregunta importante es: "¿Su vértigo es direccional?" Los tipos de vértigo a los que los pacientes atribuyen una dirección a menudo tienen una causa concreta, p. ej., daños en el órgano del equilibrio del oído interno (trastorno periférico y vestibular).

Tipos direccionales de vértigo

Vértigo rotatorio

El vértigo rotatorio a menudo se asocia con una sensación de que todo da vueltas, como si la habitación girara o se inclinara, algo parecido a montar en un tiovivo. Este vértigo es propio, por ejemplo, de la enfermedad de Menière, del vértigo postural benigno (vértigo postural paroxístico benigno [VPPB]) o del fallo del sistema vestibular (neuropatía vestibular).

Por diversas que sean las causas del vértigo, los diferentes tipos de vértigo/mareo son igualmente variados. Hay mareo con sensación de flotar (vértigo), con la impresión angustiante de estar en un ascensor que empieza a moverse, y vértigo postural, que ocasiona una bipedestación y marcha vacilantes. Pero el llamado vértigo rotatorio es uno de los más frecuentes.

Normalmente, las crisis de vértigo rotatorio ocurren espontáneamente, son impredecibles y pueden durar desde unos minutos hasta varios días. Este tipo de vértigo se divide en dos subtipos: la llamada crisis de vértigo rotatorio y el llamado vértigo rotatorio persistente.

Vértigo persistente

Si los síntomas del vértigo persisten durante horas o incluso días, hablamos de vértigo persistente. Este se suele acompañar de una tendencia a la caída, náuseas, vómitos y temblores oculares, denominados "nistagmo". En la mayoría de los casos, las causas de este tipo de vértigo radican en un trastorno funcional del sistema de equilibrio. Por ejemplo, el vértigo rotatorio es muchas veces el resultado de un nervio del equilibrio inflamado, que deshabilita el sistema del equilibrio en un lado. Las molestias suelen remitir en una o dos semanas.

En casos raros, el daño en las estructuras centrales del cerebro también puede provocar vértigo rotatorio persistente. Las causas pueden ser muy diversas, desde problemas circulatorios o tumores cerebrales hasta insuficiencia neurológica cerebral.

Crisis de vértigo rotatorio

Las crisis de vértigo rotatorio suelen presentarse de manera muy repentina e intensa y pueden durar desde segundos hasta minutos. Los afectados refieren náuseas, sensación de que todo da vueltas y tendencia a caerse. La causa de estas crisis de vértigo rotatorio es a menudo la enfermedad de Menière, pero se sabe que el llamado vértigo postural paroxístico benigno también provoca crisis repentinas que solo duran segundos y desaparecen igual de rápido.

Vertigoheel® puede ayudarle a parar el tiovivo

Si padece síntomas de vértigo, la medicación natural Vertigoheel puede ayudarle. Se tolera bien y no se conocen interacciones con otros medicamentos. Su eficacia se ha demostrado en numerosos estudios, p. ej., hay pruebas de la reducción del número, duración e intensidad de las crisis de vértigo.1 Descubra las muchas ventajas que le ofrece Vertigoheel. Con su ayuda y algunos ejercicios de equilibrio puede combatir el vértigo rotatorio.

Vértigo postural

El vértigo postural se manifiesta con una marcha incierta y vacilante; uno siente que la estancia o uno mismo se tambalean, como si estuviera en un barco en medio de una tormenta. Este vértigo es típico, p. ej., del vértigo somatomorfo, esto es, el vértigo psicógeno o inducido por el estrés.

El vértigo postural similar al vértigo rotatorio y a la sensación de flotar (vértigo)— es otra forma desagradable de experimentar el vértigo. En este caso, el afectado suele tener la sensación de que él o cuanto le rodea se tambalean, como si estuviera en un barco con mala mar. El vértigo postural se acompaña de inestabilidad en la bipedestación y de una tendencia a la caída.

Vértigo causado por estrés emocional

Normalmente, el vértigo postural suele estar inducido por el denominado "vértigo somatomorfo", lo que lo convierte en un tipo de vértigo emocional. Los desencadenantes pueden ser depresión, ansiedad o estrés. Las grandes multitudes o el miedo a volar pueden provocar crisis repentinas de vértigo. Causado por el estrés o la ansiedad, el vértigo somatomorfo, que no tiene origen orgánico, es un ejemplo típico de vértigo tambaleante. Suele ir acompañado de náuseas, disnea, taquicardia o trastornos del sueño. Las fobias y los trastornos de ansiedad suelen ir acompañados de temblores, mientras que la depresión suele ir acompañada de cefaleas.

Las crisis de vértigo postural suelen remitir al cabo de segundos. Sin embargo, en casos individuales pueden convertirse en un compañero inseparable. Para los afectados es importante aprender a controlar el vértigo tambaleante: A largo plazo, los pacientes deben considerar la psicoterapia.

Vertigoheel: ayuda de la madre naturaleza

Si su médico le diagnostica vértigo postural, deberá entrar en acción. Escoger Vertigoheel es optar por una medicación segura, fiable y bien tolerada. Los ingredientes naturales llevan más de 70 años ayudando a quienes sufren de vértigo. Desde entonces, muchos pacientes han valorado las ventajas de Vertigoheel y su presentación en muchas formulaciones, desde comprimidos a gotas o ampollas.

Sensación de flotar (vértigo)

Por otro lado, la sensación de flotar (vértigo) le hace sentir como si estuviera en un ascensor que comienza a moverse: la parte inferior de la cabina del ascensor parece elevarse o caer, y puede darle la sensación de mareo vertical. La sensación de flotar (vértigo) también puede ser indicativa de causas somatomorfas.

A diferencia de las formas direccionales del vértigo, el vértigo no direccional o el mareo causa inseguridad a las personas afectadas cuando están de pie, "atontamiento" o problemas visuales (visión doble o manchas negras delante de los ojos). Muchos pacientes dicen notar obnubilación. El vértigo no direccional puede apuntar a enfermedades cardiovasculares o metabólicas, pero también a trastornos visuales, como posible causa.

Sensación de flotar (vértigo): una montaña rusa permanente

Quienes padecen vértigo tienen un trastorno en varios de los sentidos. Como resultado, surgen problemas de equilibrio y una postura o marcha inestables (pérdida de control del cuerpo).

Aparte del vértigo rotatorio y postural, la sensación de flotar (vértigo) se considera un tipo de vértigo particularmente desagradable y molesto. Quienes lo padecen tienen la sensación permanente de ir en un ascensor o en una montaña rusa. Con la sensación de flotar (vértigo) se tiene la desagradable impresión de deslizarse o caerse, un mareo vertical.

La sensación de flotar (vértigo) pertenece a los tipos sistemáticos de mareo/vértigo

La flotación se define como un tipo sistemático de vértigo que tiene su origen en un trastorno del sistema del equilibrio, un área del cerebelo o tronco encefálico.

Normalmente, las crisis con sensación de flotar (vértigo) duran desde segundos hasta minutos, y a menudo se acompañan de somnolencia y profundo malestar. También puede aparecer el síntoma de marcha inestable, lo que aumenta el peligro de caídas.

Trate la sensación de flotar (vértigo) con Vertigoheel

¿Le ha diagnosticado su médico sensación de flotar (vértigo)? Vertigoheel puede ayudarle. Esta medicación natural lleva más de 70 años demostrando su eficacia en el tratamiento de muchas formas de vértigo en numerosos pacientes. Los estudios demuestran que Vertigoheel reduce el número, la intensidad y la duración de las crisis de vértigo1, independientemente de si usted padece vértigo postural, rotatorio o sensación de flotar (vértigo).

Descubra usted mismo las ventajas de Vertigoheel y combata el mareo.

Si no se identifica ninguna causa

Aparte de los tipos de vértigo cuyos síntomas son indicativos de ciertos trastornos, también hay tipos de vértigo con causas diversas o inconcluyentes. Este es el motivo por el que se utiliza el término vértigo multifactorial para abarcar todos estos tipos, es decir, un vértigo influenciado por varios factores.

  1. Schneider B et al. (2005): Treatment of vertigo with a homeopathic complex remedy compared with usual treatments: a metaanalysis of clinical trials. Arzneim-Forsch/Drug Res 55(1):23-29

Uso de cookies: Nos gustaría utilizar cookies para reconocer las preferencias de nuestros usuarios y poder diseñar de manera óptima este sitio web. Encontrará información detallada y cómo revocar en todo momento su consentimiento en nuestra Política de privacidad .